Agrega automatización a tus procesos de manufactura, para obtener seguridad y control

 

La automatización de la industria no solo tiene un efecto positivo en la mejora de los procesos de producción, sino también mejora significativamente la seguridad de los empleados. Las nuevas tecnologías pueden minimizar la necesidad de que los empleados trabajen en situaciones peligrosas.

Superando los miedos a la automatización

Muchos trabajadores temen al progreso tecnológico debido a la opinión generalmente aceptada de que los robots reemplazarán a las personas en sus lugares de trabajo. Pero sus temores son conjeturas. Según un estudio publicado en 2017 por científicos de las universidades de Oxford y Yale, los expertos en IA predicen un 50 % de posibilidades de que la IA supere a los humanos en todas las tareas en un plazo de 45 años. Pero, en lugar de reemplazar a todos los trabajadores, existe una mayor posibilidad de que la IA elimine el trabajo manual peligroso y desarrolle otros roles. Te compartimos algunos ejemplos:

Automatización en sistemas de paletizado
Antes de que las soluciones basadas en la automatización entraran en las fábricas, los trabajadores tenían que hacer la mayor parte del trabajo a mano. Un sistema de trabajo basado en la fuerza del cuerpo humano, sin embargo, no daba buenos resultados. Los trabajadores se cansan rápidamente, lo que provoca una disminución de su productividad. Y con el tiempo, también comienzan a aparecer problemas de salud relacionados con el transporte regular de cargas pesadas diarias. Hoy en día, los robots están realizando el trabajo de mover, apilar y transportar productos en tarimas.

Automatización de procesos de forjado
Hasta hace poco tiempo, los procesos de forjado en la industria metalúrgica se realizaban con la ayuda de trabajadores humanos. Todavía hoy existen fábricas en las que los herreros se encargan de poner el elemento de metal caliente bajo el martillo para formar la forma final del producto. Tal dispositivo golpea con una fuerza de varias docenas de toneladas, varias veces por minuto. Por lo tanto, estar en el martillo es extremadamente peligroso y puede causar daños permanentes a la salud del trabajador. Las temperaturas elevadas en el lugar de trabajo también pueden tener efectos negativos en el cuerpo.
En la mayoría de las empresas, los procesos de forjado ahora están completamente automatizados. Robots especialmente preparados para tal trabajo alimentan los elementos al martillo automático con sus pinzas. Y las soluciones sensoriales ayudan a que el trabajo sea más seguro al detectar la presencia de personas o elementos indeseables dentro de la máquina de trabajo. El control de calidad de los productos fabricados también es extremadamente importante y se controla más fácilmente con un sistema automatizado.

Automatización en procesos de soldadura
Los procesos de soldadura son otra actividad peligrosa en la que la automatización empieza a jugar un papel fundamental. Durante el trabajo de soldadura, se liberan humos tóxicos del revestimiento de gas, que el soldador inhala regularmente. Esto puede provocar intoxicaciones graves o enfermedades respiratorias crónicas. La soldadura también produce chispas que pueden causar quemaduras graves y ceguera al trabajador.
La automatización hace que el proceso sea más seguro. Existen máquinas de soldadura de alta calidad en el mercado que pueden trabajar de forma continua, bajo control humano. Con tales soluciones, es necesario utilizar sistemas de protección adecuados para proteger a los empleados contra un posible contacto con las máquinas durante el trabajo. La automatización en esta situación elimina un rol peligroso y crea un rol de trabajo nuevo y más seguro.

Diseño hábil de sistemas de automatización.
Si bien la automatización de la fábrica elimina algunas amenazas para los trabajadores, a menudo surgen otras, lo que crea la necesidad de planes de diseño estrictos preparados por especialistas en este campo. Es necesario preparar el sistema de automatización de tal manera que no solo garantice la seguridad, sino que lo haga sin reducir la productividad o crear tiempos de inactividad que puedan hacer que el empleado eluda los sistemas de seguridad. Los sistemas que bloquean el espacio de trabajo de la máquina no deben interferir con el trabajador y el trabajador no debe interferir con el sistema. Siempre que sea posible, en lugar de un bloqueo mecánico, se debe utilizar una cortina óptica en el punto de alimentación para detener el funcionamiento de la máquina si un objeto extraño interrumpe el haz de luz de la cortina. Las cerraduras mecánicas que bloqueen el acceso al espacio de trabajo deben estar en lugares donde no sea necesario abrir la puerta con frecuencia.

Colaboración exitosa entre humanos y máquinas
Al diseñar sistemas de automatización en empresas de producción, también es necesario recordar que, a menudo, un humano trabaja junto al robot. En los sistemas de paletizado, por ejemplo, una persona se encarga de preparar el lugar para empacar y limpiar el área de trabajo. Para que el trabajo se desarrolle sin problemas, puede valer la pena crear dos posiciones una al lado de la otra. Los mecanismos en el mercado hoy en día le permiten controlar el trabajo de los robots en una posición determinada, asignándolos al espacio de trabajo. Los escáneres de seguridad especiales evitan que los robots se muevan a posiciones donde alguien está trabajando.

Conozca más aquí

Esta entrada fue publicada en Automatización y etiquetada . Enlace permanente.

Comenta aquí