Los diferentes tipos de sensores fotoeléctricos bajo el reflector

Los sensores fotoeléctricos existen desde hace más de 50 años y se utilizan en cosas cotidianas, desde abre-puertas de garaje hasta líneas de montaje altamente automatizadas que producen los alimentos que consumimos y los automóviles que conducimos.

El uso correcto de sensores fotoeléctricos en un proceso de fabricación es importante para garantizar que las máquinas puedan realizar las acciones requeridas. A lo largo de los años han evolucionado en muchas formas diferentes.

Pero, ¿cómo saber cuál es el sensor adecuado para mi aplicación? Echemos un vistazo rápido a los diferentes tipos y por qué elegir uno sobre otro para tus necesidades.

Sensores difusos

  • Ideal para detectar diferencias de contraste, según la superficie, el color y el material
  • Detecta en modo Light-On o Dark-On, según el objetivo
  • Económico y fácil de montar y alinear, gracias a los haces de luz visible
  • Rangos más cortos en comparación con los sensores retrorreflectantes y de barrera
  • Haces de luz IR (infrarrojos) disponibles para una mejor detección en entornos hostiles
  • Las versiones de luz láser están disponibles para una detección más precisa cuando sea necesario
  • El montaje incluye solo un dispositivo eléctrico

Fotocélula autorreflexiva con supresión de fondo

  • Detección fiable de objetos con varios rangos de funcionamiento e independiente de la superficie, el color y el material
  • Detecta objetos contra fondos muy similares, incluso si son muy oscuros contra un fondo brillante
  • Rango de escaneo casi constante incluso con diferentes reflectancias
  • Solo un dispositivo eléctrico sin reflectores o receptores separados
  • Buena opción si no se puede utilizar un sensor de barrera o retrorreflectante
  • Con luz roja o luz roja láser, ideal para la detección de piezas pequeñas

Sensores retrorreflectantes

  • Alineación sencilla gracias a las generosas tolerancias de montaje
  • Grandes reflectores para rangos más largos
  • Detección fiable, independientemente de la superficie, el color y el material
  • Los filtros de luz polarizada están disponibles para ayudar a detectar objetos brillantes
  • El montaje incluye solo un dispositivo eléctrico, más un reflector
  • El sensor más repetible para la detección de objetos claros; la luz pasa a través del objetivo claro 2X dando un mayor cambio en la luz recibida por el sensor

Sensores de barrera

  • Ideal para tareas de posicionamiento gracias a su excelente reproducibilidad
  • El método de detección más confiable para objetos, especialmente en aplicaciones de transportadores
  • Extremadamente resistente a la contaminación y adecuado para entornos hostiles
  • Ideal para rangos de operación grandes
  • Transmisor y receptor en carcasas separadas

Sensores de horquilla o herradura

  • Diferentes tipos de luz (luz roja, infrarroja, láser)
  • Carcasa metálica robusta
  • Alineación simple al objeto
  • Alta resolución óptica y reproducibilidad
  • Anchos de horquilla en diferentes tamaños con orificios de montaje estandarizados
  • Ejes mecánicos y ópticos idénticos
  • El transmisor y el receptor están firmemente alineados entre sí, lo que brinda una alta confiabilidad del proceso

La próxima vez que necesites elegir un sensor fotoeléctrico para tu proceso de fabricación, considera estas características de cada tipo para asegurarse de que el sensor funcione de manera óptima en tu aplicación.

Esta entrada fue publicada en Sensores fotoeléctricos y etiquetada . Enlace permanente.

Comenta aquí