El uso de sistemas RFID para crear transparencia en la producción

Para cumplir con los requisitos actuales de entrega rápida y flexibilidad infinita, muchas producciones ya están configuradas como producción de flujo con pasos de trabajo distribuidos en las estaciones de trabajo. Como resultado, los productos se pueden adaptar individualmente para cumplir de manera óptima con los requerimientos del cliente.

El requisito previo básico para esto es saber continuamente dónde se encuentra un producto en el proceso. Además, la información sobre la próxima estación de trabajo y el siguiente paso de trabajo debe estar disponible. Sin asistencia técnica, la información requerida sólo puede ser generada por el empleado con mucho esfuerzo. Además, se corre el riesgo de que se confundan los pasos de producción y se produzcan retrasos en el proceso. Una solución para cumplir los requisitos con el mínimo esfuerzo y la máxima fiabilidad es instalar el reconocimiento automatizado de productos mediante el uso de un sistema RFID.

Reconocimiento automatizado de productos con un sistema RFID

Para instalar un sistema RFID, se debe cumplir un requisito previo importante. Cada producto que se planea rastrear necesita un portadatos RFID compatible. Esto permite una conexión individual entre el número de pedido y el producto, que luego se almacena en una base de datos.

Durante la creación del producto, la conexión almacenada se llama varias veces. Cada vez se complementa con más información. De esta manera se puede garantizar la trazabilidad del producto. La conexión se inicia por una antena del sistema RFID, que reconoce el portadatos y su ID. Los datos resultantes muestran qué producto se encuentra en el lugar de trabajo, la marca de tiempo, el lugar de reconocimiento y el número de pedido, todo lo cual se anota en la base de datos.

Comunicación entre el sistema RFID, la base de datos y el empleado de producción.

Reducción de la tasa de error y aumento de la eficiencia en la producción.

Además de garantizar la trazabilidad, la instalación de un sistema RFID también puede reducir significativamente la tasa de fallas en la producción. La conexión a la base de datos permite que la información se mueva de dos maneras. Por un lado, se proporciona información adicional, mientras que por otro se crea información adicional que puede ser procesada por otros sistemas.

El almacenamiento de la marca de tiempo permite un análisis de la duración de cada paso de trabajo. Esto hace viable la identificación de posibles formas de mejorar la producción. Si este análisis y la implementación del sistema se realiza, la eficiencia en la producción se puede mejorar continuamente.

Esta entrada fue publicada en Identificación industrial, Sistemas RFID industriales y etiquetada , , . Enlace permanente.

Comenta aquí