Automatización de la industria de neumáticos: Cuando falla tu línea, prueba con un sensor ultrasónico

¿Debes utilizar sensor fotoeléctrico o un sensor ultrasónico para tu aplicación de automatización? Esta es una gran pregunta para la industria de fabricación de neumáticos.

Hace poco estaba en una planta de fabricación de llantas cuando un técnico de mantenimiento me pidió que sugiriera un sensor fotoeléctrico para un gran proyecto de actualización que tenía por delante. Le pregunté sobre la aplicación, el proyecto y qué otros sensores estaba considerando.

Su respuesta fue un poco sorprendente. Dijo que siempre había usado sensores fotoeléctricos, pero que no podía encontrar una confiable, por lo que continuamente probaba diferentes marcas. Mi experiencia en esta industria, me hicieron pensar de inmediato que los sensores fotoeléctricos no eran la elección correcta para esta aplicación.

A medida que hice más preguntas, el problema se hizo evidente. El material de la llanta que el técnico estaba detectando era negro y sin brillo. Este tipo de material absorbe la luz y no la refleja de manera confiable hacia el sensor. Además, los factores ambientales, como el polvo y los residuos, pueden disminuir la calidad de la señal del sensor fotoeléctrico.

Sensores ultrasónicos para materiales no reflectantes y entornos hostiles

El técnico no tenía mucha experiencia con sensores ultrasónicos, así que le explique por qué estos pueden ser una mejor solución para su aplicación.

Mientras que los sensores fotoeléctricos envían rayos de luz para detectar la presencia o medir la distancia a un objeto, los ultrasonidos hacen rebotar ondas de sonido en un objetivo. Esto significa que los ultrasonidos se pueden usar en aplicaciones donde la reflectividad de un objeto no es predecible, como con líquidos, vidrio o plástico transparente u otros materiales. La acumulación de polvo en la superficie de un sensor ultrasónico no genera una salida falsa. Los sensores ultrasónicos en realidad tienen una zona muerta a unos pocos milímetros de la cara donde no detectarán un objeto hasta que la onda despeje la zona muerta, así que ten esto en cuenta cuando planees dónde instalar un sensor ultrasónico.

Aplicaciones de la industria de neumáticos

Las siguientes son algunas aplicaciones populares de la industria de neumáticos en las que podría ser mejor elegir un sensor ultrasónico en lugar de un sensor fotoeléctrico.

  • El proceso de construcción de llantas requiere mucho enrollado y desenrollado de material para construir las diferentes capas de una llanta. A medida que este material se alimenta a través de las máquinas, comienza a combarse y formar bucles. Un sensor ultrasónico en esta ubicación controlará cuánto pandeo y bucle hay en el proceso.
  • Cuando los neumáticos se cargan en prensas de curado, la prensa debe confirmar que el neumático del tamaño correcto está en su lugar. Un sensor ultrasónico puede medir la altura o el ancho del neumático desde los lados o desde arriba para confirmarlo.
  • Los sensores ultrasónicos son excelentes para detectar si un neumático o material está en su lugar antes de que comience un proceso.
  • Los sistemas hidráulicos son comunes en la fabricación de neumáticos. Los sensores ultrasónicos son buenos para monitorear el nivel de fluido hidráulico. Conectarlos a una SmartLight ofrece una referencia visual y una salida de alarma si es necesario.

Por lo tanto, cuando haya una aplicación para sensor fotoeléctrico especialmente en una planta de fabricación de neumáticos, ten en cuenta que, en lugar de un sensor fotoeléctrico, un sensor ultrasónico puede ser una mejor opción.

Esta entrada fue publicada en Automatización y etiquetada , , . Enlace permanente.

Comenta aquí